· 

¿Quién es Campylobacter Jejuni?

La campeona de las gastroenteritis bacterianas tiene nombre y se Ilama Campylobacter jejuni. La Jeni, para los amigos. Y cuidado porque Campylobacter no es una campeona de tercera regional. Es campeona nacional (récord en gastroenteritis bacterianas en España) y campeona MUNDIAL con un título revalidado por la QMS desde que el mundo es mundo.

Y ustedes pensarán, ¿y qué pasa con Samonella? Y yo les diré lo de siempre: Que unos crían la fama y otros cardan la lana. Salmonella es subcampeona, una segundona de la vida. ¡Nunca le agradecerá suficiente a la mayonesa su inmerecida fama!

¿Quién es Campylobacter jejuni?

Es una bacteria de aspecto espiralado y talante puñetero. Tras la infección, los síntomas aparecen entre 2 y 5 días y suelen durar entre 3 días y una semana. Estos síntomas son diarrea (que puede ser sanguinolenta aunque también acuosa), vómitos, fiebre, dolor de cabeza, náuseas... y en general todos aquellos síntomas que te dejan hecho un trapo cuando pillas una gastroenteritis

¿Cómo se transmite la infección?

Generalmente a partir de alimentos como carnes y pescados (y todos sus derivados), lácteos (y todos sus derivados, especialmente sin pasteurizar) y aguas contaminadas (entre las que se encuentran los hielos que podemos encontrar en algunos países exóticos).

Sin embargo, si hay unos seres predilectos para Campylobacter jejuni son las aves de corral (y me van a permitir ustedes un inciso para recordar una terrible canción del verano). Si estas aves se consumen poco cocidas las probabilidades de que Campylobacter acabe en nuestro buche, son mayores.

Vale, pero el pollo crudo no es algo que se coma habitualmente...

¡Cierto! El tartar de pollo no suele estar entre las especialidades de la casa (y mira que nos dan la cofia con el tartar). Sin embargo, aunque el pollo crudo no se consuma mucho sí se manipula mucho. De hecho, el pollo es el tipo de carne más consumida en España.

Y aquí es donde entra en juego algo llamado contaminación cruzada. Consiste en algo tan sencillo y de andar por casa como cortar el pollo con un cuchillo antes de meterlo en el horno... Y después, con el mismo cuchillo, cortar el pan que se va a servir a la mesa. Las bacterias del pollo que acaban en el horno acaban churrascaditas y no pasará nada... Pero las que han quedado en el cuchillo van a pasar al pan. Y del pan a nuestra boca.

Tratamiento de campilobateriosis

En realidad no hay mucho que hacer. Como la mayoría de las gastroenteritis hay que pasarla reponiendo líquidos y electrolitos con suero y calmando los síntomas en la medida de lo posible (con analgésicos como paracetamol).

Salvo que vayamos a dar un discurso importante (tipo Premio Nobel), tengamos que montar en avión o alguna otra circunstancia nos obligue a estar alejados de un baño, no se aconseja el uso de antidiarreicos con loperamida (como Fortasec). El motivo es que no hay que cortar la diarrea sino dejar que fluya para que con ella también expulsemos a los malos bichos que tenemos dentro.

No está indicado el uso de antibióticos orales a no ser que la infección se ponga farruca e invasiva y las bacterias vayan más allá del intestino. Recordemos que el uso indiscriminado de antibióticos puede favorecer la aparición de resistencias.

Y ahora, vamos con el vídeo de Campylobacter jejuni...

Pues eso, que yo venía aquí a hablar de mi bicho. Digo mi bicho porque le cogí mucho cariño en tercero de carrera, microbiología, el día que nos lo explicó la profesora. La profesora puso tanto empeño en la explicación de Campylobacter jejuni que era evidente que aquello caería en el examen. Y cayó.

Ahora Juanolo y yo le dedicamos un vídeo en el que, por hacerlo real, nos desplazamos a grabar hasta en el WC. Pero no se preocupen, que los baños de 20minutos son muy limpios

Fuente:http://boticariagarcia.com/

Escribir comentario

Comentarios: 0