· 

FAO pide al G7 medidas urgentes para frenar la malnutrición a nivel mundial

Milán, 5 nov (elmundo.cr) – Al intervenir en una reunión de ministros de Salud de los países del G7, el Director General de la FAO, José Graziano da Silva, destacó hoy la necesidad crucial de transformar los sistemas alimentarios para garantizar dietas saludables y una nutrición adecuada para toda la población.

La subalimentación crónica está aumentando por primera vez en una década, en gran medida debido al cambio climático y a los conflictos, mientras que más de 2 000 millones de personas padecen una o más carencias de micronutrientes y cerca de 1 900 millones de adultos tienen sobrepeso, de los cuales 600 millones son obesos, señaló Graziano da Silva.

“Cerca de una de cada tres personas en el mundo –dijo- sufre de al menos una forma de malnutrición: ya sea hambre, carencias de micronutrientes, o sobrepeso y obesidad. A menos que tomemos medidas urgentes y eficaces, más de la mitad de la población mundial sufrirá cuanto menos un tipo de malnutrición para 2030”. “Es nuestra responsabilidad colectiva –añadió- garantizar que cada habitante de este planeta tenga acceso a alimentos que sean inocuos, suficientes y nutritivos”.

La reunión en Milán ha supuesto la primera ocasión en que se haya invitado a la FAO a dirigirse a los ministros de Salud de los países del G7: Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, el Reino Unido y los Estados Unidos de América.

“Transformar los sistemas alimentarios para promover dietas saludables significa tomar medidas en cada paso de la cadena alimentaria, desde el campo hasta la mesa”, afirmó Graziano da Silva.

Tras hacer hincapié en el impacto que tiene la urbanización en la producción y el consumo de alimentos, el Director General de la FAO destacó la transición en curso hacia dietas basadas en una mayor cantidad alimentos procesados. Por ello se debería alentar a los consumidores a comprar más alimentos frescos, dependiendo menos de los productos envasados y congelados. “Afortunadamente –añadió-, muchas ciudades del mundo se están volviendo más y más conscientes de la importancia de promover los mercados locales y también los productos locales frescos”.

Resistencia antimicrobiana y seguridad alimentaria

En su alocución, Graziano da Silva informó igualmente a los ministros de sanidad del G7 de los esfuerzos conjuntos de la FAO y la Organización Mundial de la Salud (OMS), dentro del enfoque “Una Salud”, para combatir la creciente amenaza de enfermedades animales transmisibles a los seres humanos,  como la gripe aviar o la enfermedad por el virus de Ébola y también la aparición de la resistencia antimicrobiana (AMR, por sus siglas en inglés).

La FAO ha desarrollado un plan de acción quinquenal para hacer frente a la AMR en la alimentación y la agricultura, cuyo objetivo es impulsar la detección, seguimiento, regulación y gestión del uso de antimicrobianos en la ganadería, la pesca y la agricultura.

“Garantizar la inocuidad alimentaria resulta fundamental en un mundo donde la cadena de suministro de los alimentos se ha hecho global”, señaló el responsable de la FAO, añadiendo que los incidentes relacionados con la inocuidad alimentaria pueden tener hoy en día “efectos negativos a nivel mundial no solo en la salud pública, sino también en el comercio y la economía”.

Fuente: https://www.elmundo.cr

Escribir comentario

Comentarios: 0